Repsol busca a más de 1.700 obreros para modernizar la refinería a partir de octubre - Empresas y empleo Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Lo más visto esta semana:

Repsol busca a más de 1.700 obreros para modernizar la refinería a partir de octubre

  • Un camión de gran tonelaje accede a las instalaciones de la refinería de Repsol, ubicadas en el Valle de Escombreras.

    La compañía invertirá más de 20 millones en revisar la mitad de sus unidades de producción, para lo que contratará a 50 empresas auxiliares

    Dos meses después de que la refinería de Repsol acabara la primera parada de mantenimiento desde su ampliación en 2011, la compañía ya prepara otra para este año. Se trata de una de las más importantes de las que se harán cada cinco años y obliga a mantener paralizada la mitad de la factoría durante 45 días. La multinacional, que invertirá más de 20 millones de euros en esos trabajos, busca ya a los más de 1.700 obreros que, contratados por medio centenar de compañías auxiliares, realizarán el reconocimiento y modernización de las instalaciones a partir de octubre, según anunció ayer el director de la factoría, Juan Antonio Carrillo de Albornoz.

    60 MILLONES DE INVERSIÓN
    20 millones. Destinados a los trabajos de la parada de mantenimiento de las unidades de conversión de media factoría.

    15 millones. Para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera un 22% y cumplir con el compromiso de la empresa.

    7 millones. Para mejorar sistemas contra incendios y comprar un nuevo vehículo para el departamento de bomberos.

    18 millones. En la compra de nueva maquinaria para modernizar las instalaciones de la nueva factoría.

    La parada afectará a la mitad de las unidades de conversión (conjunto de máquinas que transforma el petróleo en gasóleo y queroseno). Para ello, se necesitarán expertos soldadores, ingenieros de mantenimiento y mecánicos cualificados, entre otros profesionales de calderería.

    Siete millones para mejorar la seguridad contra incendios
    La petrolera reducirá un 22% sus emisiones de CO2
    La petroquímica contará con las pequeñas empresas locales, comarcales y regionales para realizar todos estos trabajos, pero también tendrá que echar mano de otras de fuera, algunas de ellas de Estados Unidos, de donde proceden los equipos más modernos.

    Necesitarán expertos soldadores, ingenieros de mantenimiento y mecánicos cualificados
    Los trabajos obligarán a parar la mitad de la fábrica durante los 45 días que dure la revisión
    Apoyo logístico y técnico

    «Necesitamos apoyo desde el punto de vista logístico y técnico para afrontar estos trabajos. Es una parada compleja por las actividades que se van a tocar, que permitirá optimizar los procesos de producción y mejorar la seguridad de las instalaciones», subrayó Carrillo de Albornoz.

    El área de conversión es una de las más grandes de la refinería por el número de equipos que la componen, así como por la cantidad de producto que es capaz de mover. Desde la puesta en marcha de las nuevas instalaciones, éstas han funcionado de forma continuada al 100% de su capacidad, «respondiendo a las expectativas de operatividad y eficiencia energética para la obtención de productos de máxima calidad», añadió el director de la factoría.

    Junto a los empleados de las empresas auxiliares, en la revisión participarán, al menos, doscientos empleados de la plantilla de Repsol, concretamente los que pertenecen a las unidades de producción que serán revisadas. Ellos serán los encargados de supervisar cada uno de los trabajos que se lleven a cabo, para comprobar que todo se hace según la reglamentación que exige el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

    En la parada participarán trabajadores de las empresas auxiliares que la refinería tiene ya contratados para realizar pequeñas tareas de mantenimiento a lo largo de todo el año. Los trabajos obligarán a detener la actividad productiva aproximadamente en la mitad de las instalaciones del denominado C10, la ampliación que se puso en marcha en el año 2011 y que costó más de 3.250 millones de euros.

    Inspección y mantenimiento

    El objetivo es desarrollar trabajos de inspección y mantenimiento para garantizar la seguridad de las instalaciones y la de sus trabajadores. Para ello, se comprobará la integridad mecánica de cada una de las unidades y se harán cambios en aspectos de eficiencia energética, para conseguir reducir la emisión de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

    Según explicó el director de la refinería, este año parará la mitad de la factoría y el año que viene lo hará la otra, en una operación técnica de similares características e inversión. Será una época en la que la producción de la refinería bajará, pero en la que «se seguirá trabajando», ya que «parar unidades es necesario para garantizar la integridad de la planta. Casi todos los años necesitaremos realizar algún tipo de parada para revisar la maquinaria, algo que supondrá un beneficio para las empresas locales y comarcales», añadió Carrillo de Albornoz.

    En cada una de estas paradas que realiza Repsol, los trabajadores asisten a cursos de formación, que se imparten en la propia refinería e incluso fuera de ella. Se les prepara, principalmente, para que conozcan los sistemas de seguridad, porque el objetivo de la petrolera es mantener su nivel de accidentalidad al mínimo.

    Los trabajos de mantenimiento están programados con gran antelación y se rigen por un calendario plurianual en todas las plantas de la compañía, por lo que se irán repitiendo de forma periódica para la revisión integral de cada una de las unidades de las instalaciones.


    La multinacional lleva a cabo paradas similares en cada una de sus factorías. La última de ellas la realizó en el complejo industrial de Puertollano, donde los trabajos acabaron en abril del año pasado. La petrolera invirtió 25 millones de euros en su área de lubricantes, la misma que está conectada con las instalaciones de Cartagena, y a la que llega un oleoducto desde Escombreras.

    Carrillo de Albornoz ofreció todos esos detalles durante una rueda de prensa, junto al subdirector de personal y organización, Andrés González. Además, informó de otras inversiones que la petrolera tiene previsto realizar a lo largo de este año, como por ejemplo una para mejorar la seguridad contra incendios y otra iniciativa para disminuir la emisión de CO2.

    FUENTE DE LA NOTICIA: LAVERDAD.ES
    +1 -1

Lo más visto esta semana: