Puigdemont ingresará 75 millones al año con un nuevo impuesto a vehículos que contaminan - Motor Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Lo más visto esta semana:

Puigdemont ingresará 75 millones al año con un nuevo impuesto a vehículos que contaminan

  • La consejera y portavoz Neus Munté, con el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull.
     El Gobierno catalán aprueba la ley del cambio climático, la primera de este mandato

    El Gobierno catalán espera recaudar al año 75 millones de euros con un nuevo impuesto sobre emisiones de CO2 en turismos y furgonetas, que se aplicará progresivamente a partir de 2018.

    El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha presentado hoy el primer proyecto de ley del Ejecutivo de Puigdemont, que contempla este nuevo gravamen. Se trata de la ley del cambio climático de Cataluña, una legislación “de Estado que se compromete con el reto que tiene la humanidad”, ha dicho Rull, quien ha asegurado que se trata de una ley pionera en España y una de las primeras en el sur de Europa. “Se trata de definir un mejor país para los catalanes y las catalanas”, ha precisado.

    "La ley de una nación"

    Ha recordado los compromisos de la cumbre sobre el cambio climático celebrado en París. “Es una ley no concebida desde una autonomía, sino desde una nación que trabaja para convertirse en Estado”, ha manifestado Rull. Una normativa, ha explicado, transversal que afecta a la salud, la industria o la agricultura, entre otros.

    La ley establece unos objetivos de reducción de emisiones consistente en llegar al año 2020 con una disminución del 25% respecto a 2005 y a 2050, con una descenso del 80%. Se crea un impuesto sobre el CO2 en turismos y furgonetas, que se aplicará de forma gradual a partir de 2018 para los vehículos contaminantes (más de 160 gCO2/km).

    Para un turismo medio, que emita entre 120 y 130 gCO2/km se pagará menos de 5,5 euros. El gravamen más alto sería 84 euros, dirigido a coches deportivos y de mayor potencia. Se prevé un ingreso de 75 millones de euros al año cuando el tributo ya esté completamente desplegado. “El objetivo es que desaparezca este impuesto a medida que se renueva la flota de vehículos”, ha afirmado Rull, dado que la antigüedad media actual es de diez años. Por eso, la mayor parte del dinero recaudado, más de la mitad, irá destinado a la renovación de la flota, dado que son los vehículos más viejos los que más contaminan.

    Fuente:
    Cronicaglobal.com
    +1 -1

Lo más visto esta semana: