UNA PAREJA DE LA GUARDIA CIVIL SALVA LA VIDA A UNA NIÑA DE TRES AÑOS APUNTO DE MORIR ASFIXIADA - Otras notícias Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

Lo más visto esta semana:

UNA PAREJA DE LA GUARDIA CIVIL SALVA LA VIDA A UNA NIÑA DE TRES AÑOS APUNTO DE MORIR ASFIXIADA

  • Se llama Yumara, tiene tres años y ayer volvió a nacer de nuevo. Sus salvadores, dos guardias civiles de la Agrupación de Tráfico del destacamento de La Laguna y que se cruzaron en su camino cuando se asfixiaba.

    Los hechos ocurrieron sobre las 10.00 horas de ayer, en el TF-5, a la altura de la salida de Guamasa, sentido Santa Cruz. Una pareja de motoristas de la Guardia Civil de Tráfico se encontraba prestando auxilio a un turismo donde viajaba tres jóvenes. El vehículo tenía una de sus ruedas pinchadas y, mientras uno de los agentes ayudaba a estos muchachos el otro pedía la presencia de un taxi a su Central Operativa de Tráfico (COTA). En esos momentos un automóvil Renault Clio paró detrás de las motos de los agentes. Una pareja descendió del mismo con una niña de tres años en brazos, inconsciente y pidiendo ayuda entre sollozos a los guardias civiles. Estos estaban muy nerviosos ya que la pequeña no respiraba, había perdido el sentido y estaba completamente amoratada.

    Uno de los números de la Benemérita la cogió entre sus brazos y al percatarse de que presentaba síntomas de asfixia y pérdida de conciencia, la tomó por la cintura y la puso boca abajo al tiempo que la presionaba por encima del estómago, en el diafragma, todo ello con la finalidad de comprobar que no tenía objetos en la boca ni en la nariz. Este guardia le propinó varios golpes. Su compañero entre tanto alertaba al Centro Coordinador de Emergencias (Cecoes) y a COTA para que enviasen una ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC). Al mismo tiempo tuvo que dar fluidez al tráfico rodado dado que pronto comenzó a funcionar el efecto mirón. Al minuto de recobrar la conciencia y romper a llorar el médico de guardia en la sala de 112 se ponía en contacto con los motoristas para comentarles los pasos a seguir. La contestación del coordinador de guardia fue que la actuación había sido la correcta y gracias a ellos la niña seguía viva. Poco después llegaba la ambulancia y el personal sanitario se hacía cargo de la menor que fue trasladada hasta el Hospital Universitario de Canarias (HUC) junto con su madre. Apuntar que los jóvenes que estaban siendo auxiliados acabaron por calmar y atender a estos padres que ayer creyeron que su hija se moría.

    Una vez que los médicos le dieron el alta a Yumara, los progenitores más calmados llamaron al Destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de La Laguna para dar las gracias a los "ángeles de la guardia".

    http://www.laprovincia.es
    +1 -1
    605 x 404 - 132K

Lo más visto esta semana: