La Policía no hizo el test de alcohol a un alto cargo que causó un accidente grave - Otras notícias Debates en Foro Transportistas

¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, puedes acceder a través de tu cuenta de Facebook, Google o Twitter... ¡Así de fácil!

Acceder con Facebook Acceder con Google Acceder con OpenID Acceder con Twitter

O si lo prefieres puedes inscribirte con tu e-mail (tendrás que verificarlo) o acceder si ya estás registrado!

Acceder Registrarse

Lo más visto esta semana:

La Policía no hizo el test de alcohol a un alto cargo que causó un accidente grave

  • La Policía Local no hizo la prueba de alcoholemia a un alto cargo del Ayuntamiento de Palma que provocó un accidente de tráfico y causó lesiones graves a un motorista. El responsable del siniestro era el mando policial Guillermo Mascaró, que entonces era el número dos de la regiduría de Seguridad Ciudadana, un cargo político que tiene bajo su autoridad a la Policía Local. Los agentes que se encargaron del suceso no sometieron a Mascaró al test de alcoholemia, pese a que el procedimiento policial para accidentes graves establece que "en todo caso se realizará la prueba de etilometría y/o prueba de detección de sustancias estupefacientes".

    El accidente de tráfico tuvo lugar el 24 de julio de este año, hacia las 21.30 horas. Guillermo Mascaró circulaba por la calle de Poroto, una vía residencial del barrio del Viver. Según reconoce Mascaró, él fue culpable del accidente porque se saltó una señal vertical de ceda el paso. A consecuencia de la infracción, un motorista que conducía por la calle del Armador Valentí impactó contra su coche y salió despedido.

    La gravedad era "evidente"
    El motorista, un repartidor de pizzas que estaba trabajando aquella noche, sufrió una fractura de cadera con luxación por la que pasó hospitalizado tres semanas y todavía está de baja laboral. Según la versión de la víctima, tenía el fémur fuera de sitio, tocándole el glúteo. No se pudo levantar del asfalto y tuvo que ser trasladado en posición fetal encima de la camilla. Los sanitarios que le atendieron en la ambulancia determinaron –en palabras del motorista siniestrado– que se iba "directo al quirófano" porque la gravedad de las lesiones era "evidente".

    El atestado que confeccionó la Policía Local de Palma señaló que las lesiones eran leves, aunque los procedimientos policiales indican que cualquier fractura se califica como grave. El informe también asevera que el motorista estaba "impedido para firmar" la hoja con su versión de los hechos y que resultaba "imposible" practicarle la prueba de alcoholemia. "Los policías prácticamente no hablaron conmigo y el conductor del coche no me dijo que era policía", añade la víctima.

    Los dos agentes de tráfico que acudieron al lugar de los hechos tampoco practicaron la prueba de alcoholemia a Mascaró, pese a que el procedimiento policial establece su obligatoriedad para los accidentes graves.

    El agente municipal que instruyó el atestado del accidente aseguró ayer a este diario que no practicar la etilometría fue una decisión personal. "Por la experiencia que tengo, [Mascaró] no mostraba ningún tipo de sintomatología y no se le hizo la prueba", declaró el agente.

    El policía aseguró que sabía que las lesiones del motorista eran "graves" y sostuvo que él las había calificado como tales en el parte que redactó, porque "siempre que hay una fractura se considera automáticamente que es un accidente grave; es una norma".

    Sin embargo, el informe policial dice que la víctima sufrió lesiones leves. Tras preguntar al agente responsable del atestado por esa incongruencia, respondió: "Podría ser un fallo. Si ha habido una equivocación, ha sido involuntaria".

    El policía también explicó a este diario que reconoció a Guillermo Mascaró cuando le vio en el lugar de los hechos y que sabía que él era uno de los responsables de la Policía Local. En el momento del accidente, Mascaró era el coordinador técnico de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento. Por saltarse el ceda el paso y ser el causante del accidente, fue sancionado con una multa de 200 euros –de los que abonó la mitad por pronto pago– y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir.
    +1 -1
    684 x 456 - 105K

Lo más visto esta semana: